Ursula y su mundo

La misma estación, el mismo vagón, los mismos asientos enfrentados a cierta distancia.
Él, joven, cuidadosamente despojado. Yo con cinco décadas en mi haber.
En un momento nuestras miradas chocaron iniciando el juego tímido y esquivo.
Bosquejos de sonrisas, rubor en mis mejillas.
La insistencia apoderándose de las miradas que ya no fueron esquivas. Como niños desprejuiciados nos atrevimos a sostenerlas, nos conectamos…
El vagón era un mundo sólo nuestro.
En la distancia, en el silencio fuimos cómplices disfrutándonos…
Recuerdo que una vez, una única vez su mano acarició mi brazo bajando del tren…ése fue el último viaje.

29/03/2018

Viaje

La misma estación, el mismo vagón, los mismos asientos enfrentados a cierta distancia.
Él, joven, cuidadosamente despojado. Yo con cinco décadas en mi haber.
En un momento nuestras miradas chocaron iniciando el juego tímido y esquivo.
Bosquejos de sonrisas, rubor en mis mejillas.
La insistencia apoderándose de las miradas que ya no fueron esquivas. Como niños desprejuiciados nos atrevimos a sostenerlas, nos conectamos…
El vagón era un mundo sólo nuestro.
En la distancia, en el silencio fuimos cómplices disfrutándonos…
Recuerdo que una vez, una única vez su mano acarició mi brazo bajando del tren…ése fue el último viaje.

Silvia Moscatel

Ursula y su mundo